Nutrición Clínica

La nutrición clínica se refiere a la gestión del balance de energía del paciente, asegurando que reciban las cantidades suficientes de líquidos y nutrientes tales como proteína, lípidos, glucosa, vitaminas y minerales.

En la mayoría de los pacientes hospitalizados, los alimentos de alta calidad del hospital cumplen debidamente las necesidades dietéticas. Sin embargo, más del 50% de los pacientes en el hospital no comen toda su comida. Este tipo de consumo dietético insuficiente puede ocasionar un deterioro posterior del estado nutricional.

Para los pacientes incapaces o que se niegan a comer, el soporte nutriciónal clínico que involucra los suplementos nutricionales orales, alimentación por sonda enteral o la nutrición parenteral (endovenoso) se vuelve indispensable.

Este proceso debe ser vigilado estrechamente por profesionales capacitados y con conocimientos específicos, ya que este manejo es un traje a la medida para cada paciente y no una receta aplicable para todos, es decir, no todos los pacientes tienen los mismos requerimientos.

El soporte nutricional adecuado aplicado en el momento preciso y con un cálculo correcto salva la vida de los enfermos y mejor aún reduce los días de estancia hospitalaria y las complicaciones.